Sociedad de Medicina del Trabajo

de la Provincia de Buenos Aires

Buen día ! Ezequiel

Tu pregunta tiene dos respuestas:

1.- En los términos de la ley de Contrato de Trabajo 20744 BO 1974

2.- En términos legales o certificado médico legal.

 

1.-  No está taxativamente normado, pero por usos y costumbres se aplica de común acuerdo con RRHH y el CCT correspondiente su cumplimiento en tiempo y forma de acuerdo a como fue confeccionado. El Médico del Trabajo, no debe quedarse como receptor de certificados, tiene que examinar al trabajador y determminar si tiene o no incapacidad laboral y atento a ello deberá establecer los días de licencia por enfermedad que le corresponda de acuerdo con su criterio médico. Luego se procederá siguiendo la plítica de RRHH ajustada a derecho.

Si trae el alta, debe corroborar de ser posible la enfermedad que obra en el certificado y el alta correspondiente.

 

2.-  No está taxativamente normado pero debe ser legalmente:

 

1. Veraz: ser reflejo fiel e indubitable de la comprobación personalmente efectuada por el profesional que lo expide.

2. Legible: de puño y letra con grafía clara que permita ser interpretada en su totalidad, evitando abreviaturas, siglas, codificaciones, etc. La falta de legibilidad y/o inteligibilidad del texto puede ocasionar una ulterior aclaración ante las autoridades.

3. Descriptivo: se considera conveniente al momento de definir el diagnóstico, hacerlo en forma genérica o sindrómica, especialmente cuando la clínica semiológica y/o los estudios complementarios no permitan una mayor aproximación diagnóstica y/o precisar una tipificación específica. Con este recaudo se pretenden evitar las contradicciones; por ejemplo, ante un cuadro de dolor lumbar y ante la ausencia de estudios complementarios completos se sugiere colocar "lumbalgia", porque engloba un extenso abanico de patologías.

4. Coherente: La coherencia debería surgir de manera natural al realizar el profesional las comprobaciones de manera personal, ajustando su relato estrictamente a lo observado en ocasión de atender al paciente. Esto resulta particularmente válido en aquellas ocasiones en que son requeridos certificados expedidos sucesivamente o en forma secuencial, donde existiría el riesgo (al carecer o no recordar los certificados anteriores) de apartarse de lo que ya fuera señalado, cayendo fácilmente en contradicciones.

5. Documentado: El respaldo de lo testimoniado debería estar asentado también documentalmente para permitir fundamentar lo expresado en el certificado, de ser esto requerido. Esto puede hacerse en una hoja foliada de atención de guardia, una ficha de consultorio debidamente archivada o formando parte de una historia clínica única, puesto que de surgir una controversia que motive una investigación judicial, será dicha documentación la que en definitiva, sustente la veracidad de lo certificado.

6. Formal: un testimonio escrito de un profesional debe realizarse en un marco acorde con la importancia del mismo, es decir: a. utilizar papel membretado (recetario particular o institucional); b. ser de puño y letra del profesional; c. finalmente signado y sellado; d. debe contar con los datos de identificación del paciente (nombre y apellido, edad, sexo, DNI, historia clínica, número de afiliado de obra social); e. lugar de atención y/o de expedición; f. fecha y hora del mismo, diagnóstico y en el caso de reposo que esté fundamentado.

Por último, es conveniente recordar que el hecho que comprende la actitud de certificar algo no comprobado personalmente y/o que no se ajusta con la realidad, expone al profesional a ser pasible de proceso penal conforme a lo previsto por los artículos 295, 296 y 298 CPA (certificado médico falso y agravantes), independientemente de las acciones civiles que le pudieran corresponder (daños y perjuicios).

 

JAS:.

Visitas: 1022

Responde a esto

 

Fotos

Cargando…
  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2014   Creado por Admin.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio